RSS de noticias de UNAD
Visita nuestro perfil en Facebook
Visita nuestro perfil en Twitter

SÍGUENOS:

Actualidad

> Noticias

UNAD |

Los servicios de urgencias son esenciales para la detección precoz del abuso de drogas en menores

Los servicios de Urgencias pueden ser el primer lugar de toma de contacto entre el adolescente consumidor de drogas y el sistema sanitario

Cannabis es la droga más consumida en nuestro país; y la adolescencia, el momento clave para tomar contacto con ella. Ahora, un grupo de expertos españoles ha llevado a cabo una investigación con el objetivo de establecer quién da positivo por cannabis en Urgencias de pediatría. Y, al parecer, se trata de varones adolescentes (de 12 a 18 años), con problemas psicosociales asociados que, además, suelen consumir otro tipo de drogas o tienen antecedentes psiquiátricos.

Los datos del ensayo han hecho despertar las voces de alerta de los especialistas que creen que, dada la elevada prevalencia de este problema, los médicos que atienden consultas de urgencias pediátricas deberían realizar pruebas que descarten la exposición a drogas. De hecho, y sobre todo en los menores que sufren accidentes, este tipo de test puede ser fundamental a la hora de darles analgésicos y anestésicos ya que estos fármacos podrían interaccionar con los tóxicos, aumentando sus efectos secundarios.

También es necesario que estos chavales consumidores tengan un seguimiento posterior a su paso por el hospital, lo que permitiría realizar prevención secundaria para evitar futuras adicciones.

El consumo de cannabis, sobre todo en jóvenes, aumentó de manera notable en la década de los 90, en casi todos los países de la Unión Europea y, actualmente, "según datos de varias encuestas nacionales, tiende a estabilizarse. En España, es más frecuente en hombres: un 27,3% de la población de 15 a 64 años confiesa haberlo consumido alguna vez. El objetivo desde los servicios de Urgencias ha de ser su detección precoz, como medida de prevención secundaria, realizando una intervención adecuada sobre el menor y su entorno y ofreciendo el soporte necesario", introducen los autores.

En la investigación se revisaron los informes de los pacientes que acudieron a urgencias durante 2007 y 2008. Finalmente, se produjeron 226.000 visitas, 26.420 de las cuáles eran de adolescentes.

"En 533 pacientes se solicitó la determinación de tóxicos en orina. La prueba dio positivo para cannabis en 72 ocasiones, que correspondieron a 71 pacientes dado que uno consultó dos veces. Salvo en el caso de un niño de 19 meses por consumo accidental, el resto eran adolescentes. Su edad media era de 16 años, auque cinco de ellos tenían menos de 14", aclaran los autores.

Otros datos que dibujan el perfil del adolescente consumidor de "porros" y que se han puesto en evidencia en el ensayo es que el 18,3% residía en centros para menores tutelados por la administración y un 33% tenía antecedentes psiquiátricos (trastorno de la personalidad, depresión, trastorno por déficit de atención e hiperactividad, esquizofrenia o trastorno alimentario).

Desafortunadamente, hasta un 72% de los pacientes acudió al centro en ambulancia y los motivos más frecuentes de consulta fueron la agitación y la alteración del nivel de conciencia. Y no sólo por el consumo de cannabis. El 16% lo tomó junto con alcohol y el 4% con cocaína. Un 27% tuvo que ser ingresado y un 9% derivado a centros de salud mental infanto juvenil.

Dado que una quinta parte de los casos residía "en centros para menores tutelados, el consumo de cannabis se asocia a problemas socio familiares y también psiquiátricos, por lo que las actuaciones preventivas deberían intensificarse en estos colectivos de riesgo".

"Los servicios de Urgencias pueden ser el primer lugar de toma de contacto entre el adolescente consumidor de drogas y el sistema sanitario", creen los investigadores. Defienden por ello que, además tratar los casos, los médicos deberían estar preparados para identificar a los consumidores y ofrecerles el acceso a profesionales e instituciones adecuadas.

 



C/Canarias 9, local - 28045 Madrid
Tel: 902 313 314 / 91 447 88 95 - Fax : 91 467 39 61
Email: unad@unad.org