RSS de noticias de UNAD
Visita nuestro perfil en Facebook
Visita nuestro perfil en Twitter

SÍGUENOS:

Actualidad

> Noticias

UNAD |

En el 50% de los casos los trastornos de personalidad derivan en drogodependencia

En los trastornos de carácter, la presencia de ansiedad y miedo generalizados condicionan la asociación a problemas de toxicomanías en un 50% de los casos, generalmente alcoholismo y otras sustancias que tienen un efecto ‘sedativo o tranquilizante’ como son el cannabis y los opiáceos.

Los trastornos de personalidad o de carácter, que afectan entre un 10% y un 12% de la población mundial según los estudios más recientes, se agrupan en tres categorías: Clúster A, que incluye a los raros o excéntricos; el B, que tiene como trastornos más significativos la psicopatía, comportamientos antisociales y al límite; y el Clúster C, que incluye los trastornos por evitación, dependencia y obsesivos-compulsivos.

Las personas que presentan estos últimos “empiezan a consumir alcohol en situaciones sociales y al descubrir una cierta ayuda para superar la ansiedad y el miedo hasta que se transforma en una trampa que determina la evolución del trastorno y se convierte en el problema principal cuando deriva en adicción”, explica el doctor Palao.

En los pacientes del Clúster B (psicópatas y al límite), el doctor Palao comenta que “cualquier droga puede incrementar las conductas agresivas, incluso las ‘sedativas’ como el alcohol, porque en bajas cantidades produce desinhibición conductual y desaparece la sensación de riesgo, así como en grandes cantidades aumenta la impulsividad y se acaba perdiendo la sensación de peligro y culpa”.

En las personas con trastornos de personalidad de Clúster B, la frecuencia de consumo de drogas es hasta más alta que en el Clúster C, y alcanza el 90% en muestras de drogodependientes con politoxicomanías.

Los trastornos de personalidad se manifiestan a partir de la adolescencia y en los primeros años de la vida adulta. Se trata de un patrón persistente de conducta desadaptativa, un carácter patológico. “En el caso de los pacientes del Clúster C, la ansiedad y el miedo a cualquier situación nueva o no controlada limitan las perspectivas vitales, condicionando todo tipo de decisiones importantes como las relaciones sociales o el tipo de trabajo”, continúa el doctor Palao. De aquí que “en muchos casos el uso de drogas ‘sedativas’ pasa rápidamente de ser una ayuda a convertirse en un grave problema de adicción si no hay un tratamiento especializado que ayude a controlar esta ansiedad patológica”.

Los jóvenes con trastornos de personalidad tienen un “altísimo” riesgo de desarrollar adicciones. “Por eso es importante detectarlos en etapas iniciales, iniciar tratamiento y ofrecer la oportunidad de evitar las consecuencias que tiene la drogodependencia”, resume el presidente de la Societat Catalana de Psiquiatria y Salut Mental.

C/Canarias 9, local - 28045 Madrid
Tel: 902 313 314 / 91 447 88 95 - Fax : 91 467 39 61
Email: unad@unad.org