RSS de noticias de UNAD
Visita nuestro perfil en Facebook
Visita nuestro perfil en Twitter

SÍGUENOS:

Actualidad

> Noticias

UNAD |

España comparte con el resto de Europa la necesidad de prevenir el consumo de alcohol entre los jóvenes y reducir el policonsumo de drogas

La preocupación por el policonsumo y la presencia del alcohol en todos los consumos de drogas es común en toda Europa. Al menos esto es lo que se ha puesto de manifiesto durante  la reunión de Coordinadores Nacionales de Drogas de la Unión Europea, que se celebrado en Madrid. La Delegada del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas, Carmen Moya ha presidido este encuentro, organizado por  la Delegación del Gobierno español para el Plan Nacional sobre Drogas, en el marco de la Presidencia española de la UE. Moya ha estado acompañada por altos representantes de la Comisión Europea de Política Social y Sanidad, del Consejo de La UE, del Observatorio Europeo de las Drogas y las Toxicomanías, de la Comisión Europea de Justicia, Libertad y Seguridad y de Europol.

En la agenda de este encuentro se ha abordado como asunto central  la prevención y reducción del consumo de alcohol, sobre todo entre los más jóvenes, y el abordaje de los policonsumos, la pauta más común del uso de drogas en Europa.

El elevado consumo de alcohol entre los ciudadanos europeos, sobre todo entre los más jóvenes, es uno de los asuntos que más preocupa en la Unión Europea. Tanto la Comisión Europea,  como el Consejo de Empleo, Política Social, Sanidad y Consumidores de la UE han recomendado a los estados miembros la importancia de implementar en los 27 países de la UE la Estrategia Europea sobre Alcohol, aprobada en 2006.

Según los datos de la Comisión Europea, el 15% de la población adulta de la UE bebe de manera habitual en un grado nocivo para su salud. El abuso del alcohol provoca aproximadamente el 16% de los casos de malos tratos y su consumo durante el embarazo provoca cada año alrededor de 60.000 nacimientos con bajo peso.

La Comisión Europea también ha advertido de que el uso nocivo del alcohol afecta en mayor medida a los jóvenes. Más del 10% de la mortalidad femenina y en torno al 25% de la mortalidad masculina entre los jóvenes de 15 a 29 años están relacionados con el consumo peligroso de alcohol.

El Observatorio Europeo de las Drogas y Toxicomanías (OEDT) ha alertado sobre la presencia del alcohol en todas las formas de policonsumo de drogas y los riesgos de combinar varias drogas a la vez, especialmente entre los más jóvenes. Una preocupación que se refleja en un reciente informe monográfico sobre policonsumo, publicado en noviembre de 2009.

Según los datos de este informe, presentados por Danilo Ballota, asesor científico del OEDT, alrededor del 20% de los escolares europeos de 15 y 16 años han consumido alcohol y tabaco durante el mes anterior. Un 6%, ha combinado  el consumo de cannabis con el de alcohol y/o cigarrillos. Y el 1% ha consumido cannabis, alcohol y/o cigarrillos, y además  ha probado alguna otra droga como cocaína, éxtasis, anfetaminas, LSD o heroína.

Además, entre los escolares europeos de 15 y 16 años  el OEDT también ha constatado una relación directa entre los atracones de alcohol (5 o más bebidas alcohólicas en un periodo corto de tiempo, por ejemplo, 2 horas en cada ocasión) o ‘binge drinking’ y el consumo de otras drogas, como cannabis, cocaína o éxtasis.

Para Danilo Ballota, la evidencia científica demuestra que el consumo abusivo de alcohol aumenta hasta 6 veces las posibilidades de consumir también cannabis  y hasta 9 veces las de consumir cocaína.  “Los menores tienen siempre el primer contacto con el cannabis, con la cocaína o con las anfetaminas cuando están consumiendo alcohol”, ha asegurado.

Los profesionales que trabajan en drogodependencias corroboran el papel del alcohol en los policonsumos de drogas. Para Josep Guardia, vicepresidente de la sociedad científica Socidrogalcohol, el policonsumo  es la norma en Europa, donde la fórmula que se utiliza con más frecuencia es el uso de cannabis y cocaína, mezclado con alcohol.

Guardia, que ha participado en este encuentro en calidad de experto, ha asegurado que en la actualidad ha aumentado el consumo episódico y concentrado de alcohol entre los jóvenes. Los datos que ha presentado sobre alcohol y drogas en Europa revelan que el 36% se ha emborrachado en el último mes. También ha asegurado que entre los adolescentes, casi la mitad de estudiantes europeos de 15 y 16 años han consumido alcohol en atracón durante el último mes (47% de los chicos y el 39% de las chicas). En su opinión, el consumo intensivo de alcohol entre menores aumenta la probabilidad de desarrollar alcoholismo en la edad adulta e incrementa el posible el consumo de otras drogas.

“El alcohol es la droga preferida de todos los jóvenes y puede ser la puerta de entrada al consumo de otras drogas”, ha afirmado. Josep Guardia también ha subrayado que el policonsumo aumenta los efectos adversos de las drogas,  en relación a cuando éstas se consumen por separado.

En nuestro país, el consumo de alcohol ha descendido en los últimos años, tanto entre la población adulta como entre los menores. En la actualidad, la proporción de menores que bebe alcohol es menor que en 2004 (ha descendido más de 7 puntos), pero quienes lo consumen lo hacen con más intensidad, con un incremento de las borracheras y los consumos en atracón.

La presidencia española ha presentado los datos de nuestro país de la última Encuesta Escolar sobre drogas. Estos datos revelan que aproximadamente 6 de cada 10 menores de 14 a 18 años (58,5%)  ha consumido alcohol en el último mes. Y de ellos, casi 5 (49,6%) se han emborrachado en los últimos 30 días. Al igual que en Europa, en nuestro país el alcohol es el comodín de todas las drogas.

Según los datos de la Encuesta Escolar, de todos los menores que consumieron alcohol en los últimos doce meses (72,9%), el 47,6% lo mezcló con tabaco, el 39,9% con cannabis, el 3,9% con cocaína y  el 2,5%  con éxtasis.

En cuanto a la prevalencia de borracheras entre los jóvenes adultos españoles de entre 15 a 34 años, los datos de la Encuesta domiciliaria sobre drogas (EDADES) demuestran un paulatino descenso de este hábito entre los hombres (un 38,9% en 2007, frente a un 40,7% en 2003,) y un incremento entre las mujeres (23,2% en 2007, frente a un 21% en 2003).

El alcohol también está presente entre los consumidores de drogas intensivos, dependientes y en fase de recuperación. Los datos del Observatorio Español sobre Drogas revelan que más del 98% de los escolares y más del 77% de la población general que consumen cannabis, cocaína, heroína y anfetaminas también consumen habitualmente alcohol.

La Delegación del Gobierno para el Plan Nacional sobre drogas ultima un Plan de actuación para prevenir el consumo de alcohol entre los menores. También trata de proteger la salud de los nonatos, con medidas encaminadas a prevenir el consumo de alcohol en las mujeres embarazadas.

España forma parte del grupo de países europeos que incluyen el alcohol en su Estrategia Nacional sobre Drogas. Junto con España, estos países son: Alemania, Bélgica, Chipre, Estonia, Francia, Grecia, Irlanda y Portugal. Noruega, que no forma parte de la UE pero sí que informa al OEDT, también lo incluye. Asimismo Suecia tiene un Plan Nacional sobre Alcohol, independiente de su Plan Nacional sobre Drogas.

C/Canarias 9, local - 28045 Madrid
Tel: 902 313 314 / 91 447 88 95 - Fax : 91 467 39 61
Email: unad@unad.org