RSS de noticias de UNAD
Visita nuestro perfil en Facebook
Visita nuestro perfil en Twitter

SÍGUENOS:

Actualidad

> Noticias

Noticias de los socios |

La asociación Boreal ha visto reducidas las aportaciones de carácter privado en 2011

La crisis obliga a Boreal a aplicar un ERE para mantener la actividad

La crisis afecta a todos, incluidos los colectivos de carácter social, que durante los últimos meses han visto cómo se reducía drásticamente la aportación de las entidades privadas y en muchos casos se han visto obligados a hacer malabarismos para cuadrar sus cuentas y mantener el volumen de actividad anterior a la crisis.

Un ejemplo de ello es Boreal, la asociación mirandesa de ayuda a los drogodependientes, que ha tenido que poner en marcha un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) temporal para poder continuar su labor.

Según explica el presidente del colectivo, José Ignacio Redondo, la medida responde a un problema de financiación. «El Ayuntamiento y la Junta de Castilla y León nos han mantenido este año las ayudas, incluso las han subido en el caso del Ayuntamiento, pero no hemos conseguido ni un euro a través de las cajas de ahorro», señala.

En este sentido, apunta, la asociación solicitaba anteriormente subvenciones puntuales a Caja de Burgos, pero la convocatoria de ayudas de Banca Cívica no ha resultado tan satisfactoria para los intereses del colectivo y este año no se ha recibido aportación extraordinaria para cuadrar un presupuesto que se mueve en una horquilla entre los 60.000 y los 65.000 euros anuales. «Éstas son las únicas vías de financiación que tenemos», por lo que si fallan se produce un «desfase económico» dificilmente asumible si no se toman medidas.

Así, obligados por la necesidad, los responsables de Boreal se encontraron a finales de verano con dos alternativas: poner en marcha medidas de ajuste laboral o recortar en otros aspectos. Teniendo claro que «la principal preocupación» era «mantener los servicios» como fuera, la asociación ha decidido aplicar un ERE para los cuatro trabajadores que tiene en plantilla. «Siguen trabajando, pero sólo a media jornada», explica el presidente del colectivo.

En principio, la medida se prolongará hasta el próximo mes de febrero. Luego, sostiene Redondo, «ya veremos». Y es que, aunque la situación no es definitiva, el responsable de la asociación tampoco se atreve a hacer predicciones. Bueno, en realidad si, pero sólo una. «A no ser que haya una debacle monumental, vamos a seguir trabajado» con los drogodependientes, ya que «es un tema muy serio» que exige una atención como la que ofrece Boreal.

Eso sí, por el momento se seguirá trabajando con «los servicios mínimos». «No tenemos gastos adicionales por encima del sueldo de los trabajadores, el mantenimiento del local y los gastos de luz, agua y teléfono». El margen de maniobra es prácticamente nulo.

Mantener servicios sea como fuere, Redondo entiende que «la situación es complicada», pero «tenemos que seguir haciendo esfuerzos» para mantener la actividad, no sólo de Boreal, sino también del resto de asociaciones de la ciudad. No en vano, su presencia supone todo un bálsamo para muchas personas que necesitan ayuda. Prueba de ello son los 90 usuarios que habitualmente reciben atención de Boreal.

C/Canarias 9, local - 28045 Madrid
Tel: 902 313 314 / 91 447 88 95 - Fax : 91 467 39 61
Email: unad@unad.org