RSS de noticias de UNAD
Visita nuestro perfil en Facebook
Visita nuestro perfil en Twitter

SÍGUENOS:

Actualidad

> Noticias

UNAD |

Las ONG se niegan a ofrecer trabajos sociales al narcotraficante Laureano Oubiña

Las asociaciones antidroga consultadas ayer por este periódico no quieren tener a Laureano Oubiña en sus programas de reinserción o tratamiento a drogodependientes. Los dirigentes de la Fundación Érguete, de la Federación Nacional de Asociaciones Antidroga y de la Federación Galega contra o Narcotráfico no se creen el arrepentimiento de Oubiña, y están convencidos de que su presencia en dichos colectivos podría ser perniciosa para los que están intentando dejar las drogas. La presidenta de la Fundación Érguete, Carmen Avendaño, cree por ejemplo que poner al narcotraficante arousano a trabajar en un centro de apoyo a toxicómanos sería "como meter a un zorro en un gallinero", y declara con rotundidad que "en Galicia no le va a dar trabajo ninguna organización no gubernamental. Si quiere resarcirse con la sociedad que se ponga a limpiar el monte, porque las entidades de tratamiento y reinserción no le queremos".

Carmen Avendaño está convencida de que Laureano Oubiña no se arrepiente en realidad de su pasado como traficante de hachís "porque cuando le metieron en la cárcel dijo que era inocente, y que la culpa de que lo encarcelaran era de las asociaciones antidroga". La dirigente de Érguete añade que "Oubiña nunca respetó las instituciones", y aunque asume que el narcotraficante tiene derecho a acogerse al tercer grado penitenciario está casi convencida de que aún tardarán unos meses en darle la libertad condicional.

El magistrado del Juzgado Central de Vigilancia Penitenciaria José Luis Castro Antonio firmó esta semana un auto en el que concede el tercer grado a Laureano Oubiña. Además, ordena a la Junta de Tratamiento de la cárcel de Palencia €en la que está recluido el cambadés€ que incoe ya el expediente de libertad condicional. Finalmente, establece que Oubiña deberá resarcir los daños causados a la sociedad mediante visitas o trabajos sociales en una entidad de apoyo a personas desfavorecidas o drogodependientes.

Éste es, precisamente, el punto del auto que más ha disgustado a Carmen Avendaño. "Nosotros tenemos una relación muy fluida y muy directa con este juez (que es natural de Lugo), porque nos ayudó muchísimo con algunos jóvenes cuando estaba en el departamento de Vigilancia Penitenciaria en Valladolid, en los años ochenta. Pero creo que en esta ocasión le han engañado, porque Oubiña no se arrepiente en realidad. No es que me parezca una burla meterle a hacer trabajos sociales en una asociación antidroga, pero entiendo que ese señor intoxicaría psicológicamente a los que están intentando reinsertarse. Sería una compañía perniciosa". Por ello, pide al magistrado que reconsidere el auto.
Resolución "decepcionante".

La Fundación Galega contra o Narcotráfico (FGCN) se expresa en términos similares. Creen que el arrepentimiento de Oubiña no es sincero, le piden que devuelva a la sociedad el dinero ganado con el tráfico de estupefacientes, y le conminan a colaborar con las fuerzas de seguridad en la lucha contra el narcotráfico si de verdad desea reparar su deuda con la sociedad. Tampoco estarían dispuestos a darle cobijo en sus servicios y oficinas, y temen que aproveche la libertad condicional para huir de España, ya que Oubiña podría volver a ser juzgado por blanqueo de capitales y, consiguientemente, condenado a una nueva pena de cárcel.

Para la FGCN la concesión del tercer grado a Oubiña era "una resolución esperada y muy decepcionante", y cree que "es un auténtico despropósito anticipar la libertad a uno de los principales capos del narcotráfico en España, con millones de euros en multas sin pagar y con dos procesos pendientes por blanqueo de capitales, por lo que se solicitan penas de 14 años de prisión".

Mientras, la presidenta de la Federación Nacional de Asociaciones Antidroga (Fenad), Carmen Cacabelos, califica de "tomadura de pelo" la posibilidad de que Oubiña salga en libertad en enero "porque siempre usó todas las artimañas para eludir la justicia, y siempre se burló de todo. Primero tendría que pagar las multas que debe y demostrar que está totalmente fuera del narcotráfico". Cacabelos tampoco cree el arrepentimiento esgrimido por el narco cambadés y opina que darle trabajo en un centro de rehabilitación de toxicómanos "sería un polvorín".
A Oubiña y sus familiares se les han intervenido el pazo de Baión y otras muchas propiedades, incluida la mansión de A Laxe (Vilagarcía). En el caso del pazo, el Plan Nacional sobre Drogas lo sacó a subasta, obteniendo en ella 15 millones de euros. Lo compró la cooperativa vitivinícola de Cambados Condes de Albarei.
Este periódico se puso ayer en contacto con dicha sociedad, y le planteó la pregunta de si estarían dispuestos a aceptar a Oubiña en el pazo, donde trabajan varios toxicómanos en proceso de reinserción. Responsables de la firma contestaron que es algo que debería meditarse bien antes de tomar una decisión, y que, en cualquier caso, confían en que la asignación del lugar donde Oubiña tenga que hacer los trabajos sociales no sea "una imposición".

La principal novedad del auto de Oubiña es que por primera vez se vincula un expediente de libertad condicional al cumplimiento de una "regla de conducta", y a la asistencia a centros de ayuda a desfavorecidos o drogodependientes. Se toma esta medida porque en los delitos contra la salud pública es muy difícil identificar a las víctimas €al contrario de lo que sucedería en un asesinato o un robo€, por lo cual se insta al reo a realizar trabajos sociales. La idea es que, de este modo, "el interno continúe con el proceso de introspección personal y de la asunción del daño que causa el tráfico de droga".

C/Canarias 9, local - 28045 Madrid
Tel: 902 313 314 / 91 447 88 95 - Fax : 91 467 39 61
Email: unad@unad.org