RSS de noticias de UNAD
Visita nuestro perfil en Facebook
Visita nuestro perfil en Twitter

SÍGUENOS:

Actualidad

> Noticias

UNAD |

Más del 80% de los adolescentes madrileños han consumido alcohol y tabaco

Más del 80% de los adolescentes madrileños han consumido alcohol y tabaco en alguna ocasión, y uno de cada tres ha probado el cannabis, un consumo que suele estar relacionado con el ocio de fin de semana y los "botellones". Son momentos en los que, durante un lapso de tiempo no muy largo, ingieren una gran cantidad de bebidas, sobre todo licores fuertes y, aunque no vuelvan a tomarlos en toda la semana, esta ingestión puntual en grandes cantidades entraña riesgo para su organismo inmaduro. Así lo ha explicado la subdirectora general de Coordinación del Programa de Adicciones de Madrid Salud, Nieves Herrero, en la II Jornada Sociolaboral sobre Drogodependencias organizada por el sindicato CSI-F.

En los más de veinte años que lleva el Instituto de Adicciones de Madrid Salud trabajando en la prevención entre adolescentes, su mayor preocupación ha dejado de ser la heroína cuya incidencia entre los más jóvenes "es hoy un porcentaje mínimo, está en desuso porque se asocia ya a una imagen de mucho deterioro".

La cocaína "está a medio camino, se ha frenado un poco la escalada de consumo entre los más jóvenes, pero aún no la ven con el riesgo que esta sustancia entraña", ha continuado.

Las pastillas, como el éxtasis o las anfetaminas, se consumen esporádicamente, para ayudar a prolongar la noche de fiesta, y su mayor problema es que "nadie sabe lo que está tomando".

"Lo más corriente ahora es un consumo excesivo de alcohol, sin llegar a ser alcoholismo", pero que supone un riesgo de tener accidentes, relaciones sexuales no apropiadas o no planificadas, o situaciones de violencia tras la ingesta de alcohol, que los adolescentes españoles prueban a los 13,7 años, según los últimos datos.

Madrid Salud cuenta con técnicos de prevención en todos los distritos, que trabajan con los colegios, las parroquias, centros culturales y agrupaciones deportivas, "sin esperar a que se declare una drogodependencia o que el adolescente pida ayuda", ha explicado.

Hay programas específicos para orientar a los padres sobre "cómo tienen que manejar el dinero, los permisos y los horarios", y que "no pierdan la confianza en si mismos y su capacidad de influencia en sus hijos, porque la familia es fundamental".

Por otra parte, Herrero ha apuntado que el nuevo plan de adicciones aprobado este año incluye ya "un trabajo de prevención especializado en las nuevas tecnologías de la información y del juego".

El Servicio de Prevención de Adicciones (PAD) ya orienta sobre "el uso problemático de las tecnologías de la información" que, aunque la mayoría de las veces no llega a la categoría de adicción, requiere pautas de prevención de conductas de riesgo y su tratamiento.

En la misma línea, el Defensor del Menor, Arturo Canalda, ha destacado que "los padres tienen hoy mayor déficit para saber lo que hacen los hijos, porque éstos utilizan las nuevas tecnologías para socializarse", mediante redes sociales y la mensajería instantánea, con lo que los padres muchas veces no saben adónde van ni con quién.

Ante esta situación, "los padres tienen que fomentar los lazos de confianza y el diálogo con los hijos y hablar mucho más con ellos porque, al final, las malas compañías suelen ser las que los llevan a los malos sitios", ha apostillado Canalda.

C/Canarias 9, local - 28045 Madrid
Tel: 902 313 314 / 91 447 88 95 - Fax : 91 467 39 61
Email: unad@unad.org