RSS de noticias de UNAD
Visita nuestro perfil en Facebook
Visita nuestro perfil en Twitter

SÍGUENOS:

Actualidad

> Noticias

UNAD |

Naciones Unidas presentó el Informe Mundial sobre las Drogas 2011: Los mercados de drogas están estables, pero alimenta el consumo de drogas sintéticas y de prescripción

La Oficina de las Naciones Unidas sobre Dogas y Crimen (UNODOC) fue creada en 1997 a través de una fusión entre el Programa de las Naciones Unidas contra la Droga y el Centro para la Prevención Internacional del Delito. La UNODOC trabaja en todas las regiones del mundo a través de una extensa red de oficinas sobre el terreno. UNODOC depende de contribuciones voluntarias, principalmente de los gobiernos, para el 90 por ciento de su presupuesto. UNODOC ha publicado su último Informe Mundial 2011 sobre las drogas. El informe principal fue presentado en Nueva York por el Secretario General las Naciones Unidas Ban Ki-moon, por el director ejecutivo de UNODC Yury Fedotov, por el Presidente de la 65a sesión de la Asamblea General, Joseph Deiss, y por el Director de la Federal de Drogas de control de servicios de la Federación de Rusia, Viktor Ivanov.

La principal conclusión del Informe es que mientras los mercados mundiales para la cocaína, heroína y cannabis han disminuido o han permanecido estables, ha aumentado la producción y el abuso de las drogas sintéticas, y; de aquellas drogas basadas en el opio y que se obtienen solo por prescripción médica. El cultivo ilícito de la amapola para producir opio, y del arbusto de coca se han mantenido limitado a unos pocos países. Aunque ha habido un fuerte descenso en la producción de opio y una modesta reducción en el cultivo de la coca, el nivel global de fabricación de la heroína y la cocaína sigue siendo significativo.

A nivel mundial, unos 210 millones de personas, o 4,8 por ciento de la población de 15-64 años, consumen sustancias ilícitas cada año. El abuso de drogas en general, incluido el abuso problema de las drogas, se ha mantenido estable en el 0,6 por ciento de la población de 15-64 años. Sin embargo, la demanda se ha disparado, para sustancias no sometidas a fiscalización internacional, tales como la piperazina y catinona y cannabinoides sintéticos que imitan los efectos del cannabis, como los productos Spice.

El cultivo mundial de amapola alcanzó unos 195.700 hectáreas (ha) en 2010, lo que represento un pequeño aumento respecto a 2009. Sin embargo, la producción de opio disminuyó un 38 por ciento, a 4.860 toneladas, como resultado de una plaga que acabó con gran parte de la cosecha de opio en Afganistán. Mientras que los cultivos en Afganistán se mantuvieron estables, la tendencia mundial se debió principalmente a aumentos de producción en Myanmar, donde el cultivo aumentó en un 20 por ciento a partir de 2009. En consecuencia, la producción de opio en Myanmar se incrementó de un 5 por ciento de la producción mundial en 2007 al 12 por ciento en 2010. La producción de opio ha disminuido en un 45 por ciento entre 2007 y 2010, principalmente como resultado de pobres rendimientos en 2010, pero esa tendencia no es probable que continúe.

El área total de tierra bajo cultivo de coca en todo el mundo se redujo a 149.100 hectáreas en 2010, una disminución del 18 por ciento desde 2007. Durante ese tiempo, la producción potencial de cocaína se redujo en cerca de un sexto, lo que refleja la disminución significativa de la producción de cocaína en Colombia. Por lo tanto, esa disminución no fue compensada por un aumento pequeño en el Perú y el Estado Plurinacional de Bolivia. En el mercado de los Estados Unidos la cocaína se ha reducido drásticamente en los últimos años. No obstante, los Estados Unidos de América sigue siendo el mayor mercado para la cocaína; un estimado de 157 toneladas de cocaína fue utilizado en ese país en 2009.

Durante la última década, el consumo de cocaína en Europa se ha duplicado, no obstante que se ha mantenido prácticamente estable en los últimos años. Se estima que cerca de 21 toneladas de cocaína fueron contrabandeadas a través de África occidental a Europa en 2009. Esto representa una disminución desde 2007, cuando esa cifra se estima llego a 47 toneladas. Mientras tanto, los precios de mercado para la cocaína han disminuido notablemente desde mediados de la década de 1990. Hace apenas una década, el mercado norteamericano de cocaína fue cuatro veces mayor que el de Europa. Hoy en día, el valor estimado del mercado de cocaína en Europa (USD $ 36 miles de millones de dólares) se acerca a la del mercado de Estados Unidos (USD $ 36 miles de millones de dólares).

El cannabis sigue siendo de lejos la sustancia ilícita que más se produce y se consume en el mundo, aunque los datos sobre el cannabis son limitados. En 2009, entre el 2,8 por ciento y 4,5 por ciento de la población mundial de entre 15 a 64 años – alrededor de 125 a 203 millones de personas - habían consumido cannabis al menos una vez en el último año. Mientras que la producción de la hierba de cannabis (marihuana) está muy extendida, especialmente en las Américas y África, la producción de la resina de cannabis (hachís), la producción sigue estando concentrada en sólo dos países: Marruecos, el cual suministra los mercados de Europa Occidental y Norte de África y Afganistán, que abastece a los mercados en el suroeste de Asia. Resina de cannabis fue un producto mucho más rentable que la amapola de opio en Afganistán en 2010.

La producción creciente, y el tráfico y consumo indebido de estimulantes de tipo anfetamínico, acompañado por el resurgimiento del cultivo de amapola y el tráfico de heroína, son una preocupación importante en el sudeste de Asia. "Los logros que hemos presenciado en los mercados de drogas tradicionales están siendo contrarrestadas por una moda creciente para consumir " drogas de diseño sintético, que son una imitación de sustancias ilegales ", dijo el Director Ejecutivo de la ONUDD. En sus observaciones finales en el lanzamiento del Informe Mundial sobre las Drogas 2011, el Sr. Fedotov señaló que "las drogas causan unas 200.000 muertes al año.

C/Canarias 9, local - 28045 Madrid
Tel: 902 313 314 / 91 447 88 95 - Fax : 91 467 39 61
Email: unad@unad.org