RSS de noticias de UNAD
Visita nuestro perfil en Facebook
Visita nuestro perfil en Twitter

SÍGUENOS:

Actualidad

> Noticias

UNAD |

La DGT se propone tolerancia cero con las drogas al volante

Los nuevos controles de drogas puestos en marcha por la DGT tienen lugar en todo tipo de vías, días y horas. Las estadísticas en este sentido son reveladoras: la conducción tras el consumo de estupefacientes incrementa de 2 a 7 veces la probabilidad de provocar o sufrir accidentes, hasta el extremo de que el 15% de los conductores fallecidos lo hacía tras haber consumido algún tipo de sustancia. Evitar su ingesta evitaría la muerte a 480 personas cada año

El objetivo de la nueva campaña puesta en marcha por la DGT es reducir los accidentes en carretera provocados por el consumo de estupefacientes de conductores. Se trata de controles parecidos a los de alcoholemia encaminados a evitar la conducción bajo los efectos de las drogas, que no sólo afecta a las capacidades del conductor sino que incrementa de 2 a 7 veces la probabilidad de provocar o sufrir un accidente de tráfico.

Según el proyecto europeo DRUID (Driving Under the Influence of Drugs, Alcohol and Medicines), integrado, promovido y cofinanciado por la Comisión Europea, en España la prevalencia de consumo de droga disminuye a medida que aumenta la edad de los conductores, es más frecuente en hombres que en mujeres, y en vías urbanas y durante la madrugada, tanto en fin de semana como en jornadas laborales. Y añade que si ningún conductor circulase tras haber consumido este tipo de sustancias se evitarían al menos 480 muertes en carretera cada año.

El consumo de todo tipo de drogas, entre ellas las más habituales como cannabis, cocaína, éxtasis, anfetaminas u opiáceos, provoca dificultad en la coordinación, distorsión de la atención, pérdida de tiempo de reacción, somnolencia, agresividad en la conducción, pérdida de control y velocidad excesiva.

España es uno de los primeros consumidores de cocaína y cannabis del mundo, con el 4 y 10% respectivamente de prevalencia de consumo entre la población. Según datos cosechados en controles aleatorios, el 19,4 % de los conductores circulaba tras haber consumido alguna clase de droga. A su vez, el 15% de los conductores fallecidos en accidente de tráfico circulaban tras haberlas consumido, y un 7% tras ingerir alcohol y droga a la vez.

El nuevo programa pretende generalizar esta clase de controles (su aceptación por parte de los conductores es obligatoria conforme a ley) en todo tipo de vías, días y horas, colaborando con otras administraciones en materia legislativa, educativa y formativa en relación a este problema, e impulsando investigaciones aplicadas en materia de drogas y seguridad vial.

El artículo 65 de la Ley de Seguridad Vial tipifica como infracción muy grave la conducción tras el consumo de estupefacientes, psicotrópicos y cualquier otra sustancia ilegal de efectos análogos. La sanción prevista es de multa de 500 euros y la retirada de 6 puntos del permiso de conducir. Por su parte, el Código Penal, en su artículo 379.2, establece penas de prisión de 3 a 6 meses o multa de 6 a 12 meses o bien la de trabajos en beneficio de la comunidad de 31 a 90 días y en cualquier caso con la privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo de uno a 4 años.

El consumo de drogas y alcohol disminuye la atención, la capacidad de decisión, la memoria, la visión y la percepción, además de la capacidad de reacción y de coordinación.

El artículo 383 del Código Penal establece que aquel conductor que se niegue a someterse a estos controles de alcohol y drogas será castigado con penas de prisión de 6 meses a un año, con privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores a motor de uno año a 4 años.

C/Canarias 9, local - 28045 Madrid
Tel: 902 313 314 / 91 447 88 95 - Fax : 91 467 39 61
Email: unad@unad.org