Síguenos en Instagram
Visita nuestro canal del Youtube
RSS de noticias de UNAD
Síguenos en Twitter
Síguenos en Facebook

SÍGUENOS:

Actualidad

> Noticias

Entidades de la Red UNAD |

Entrevista a José Ramón López, de Fundación Diagrama

"Este año hemos aprendido la importancia de la unión y la coordinación entre entidades"

Tras haber recorrido casi un año de pandemia, las entidades de la red de UNAD echan la vista atrás para hacer balance de unos meses marcados por las restricciones, el miedo y la incertidumbre. Es el caso de Fundación Diagrama que atendió durante 2020 a casi 700 personas con problemas de adicciones a través del proyecto Helianthus. José Ramón López, coordinador de Adicciones y programas de instituciones penitenciarias de Fundación diagrama, analiza cómo han cambiado los distintos programas que engloba Proyecto Helianthus de Fundación Diagrama  ante el azote de esta crisis sanitaria y social.

¿Cómo se han adaptado vuestros programas a las circunstancias actuales?

Lo primero que hicimos fue tener una gran coordinación con las entidades que subvencionan cada uno de los distintos programas que componen el Proyecto Helianthus, estableciendo distintas pautas a tener en cuenta en cada recurso. Desde Fundación Diagrama nos implicamos inmediatamente para adoptar las medidas con la velocidad que requería la situación, ya que lo más importante era que nuestras personas usuarias pudieran seguir beneficiándose de los recursos en los que se encontraban. Para ello fue importantísima la coordinación con el resto de las entidades (UMAD-UNAD) que trabajan en el campo de las adicciones, para aunar esfuerzos y proponer distintas medidas a las distintas administraciones.

Sin duda una de las adaptaciones más importantes ha sido el paso a la vía telemática, con sesiones online a través de distintas plataformas, el envío de trabajos, la información constante a todas las personas usuarias y familiares a través de distintas aplicaciones y continuas llamadas telefónicas, o las reuniones online del equipo de profesionales durante el confinamiento.

La incertidumbre inicial la fuimos cubriendo tomando siempre en consideración que no podíamos perder de vista en ningún momento a nuestras personas usuarias, fomentando en todo momento con la gran creatividad del equipo de profesionales de Proyecto Helianthus, distintas intervenciones.

Posteriormente con la desescalada, tuvimos que adaptar todos los servicios a las medidas de seguridad correspondientes. Por ello, hemos tenido que llevar a cabo una atención más personalizada de la que ya realizábamos, doblar grupos terapéuticos, doblar el número de talleres, aumentar las horas del equipo profesional que llevaba los programas, adaptar los espacios físicos de los centros y actualizar a las nuevas tecnologías para aplicarlas a la intervención.

¿Cuál ha sido la mayor dificultad?             

El inicio de todo, en marzo, la gran incertidumbre que había. Nadie tenía la certeza de qué hacer, cómo abordar esto. En ese momento la principal prioridad fue no perder el vínculo con todas las personas usuarias, hacer valer nuestro trabajo a la administración y reforzar el mensaje de que debíamos seguir prestando atención.

Durante esta pandemia, ¿ha aumentado la demanda asistencial?

Sin duda. En pocos meses al volver del confinamiento se tuvieron muchas peticiones de atención a tratamiento. Era la mayor demanda que nos hacían en las videoconferencias que se realizaban en los momentos de confinamiento: querían volver al centro de día heliotropos, al programa nocturno, al programa de empleabilidad alcanza, pero con atención presencial, poder realizar sus distintos talleres, grupos terapéuticos, procesos de inserción laboral.

¿Cómo están respondiendo las personas atendidas?

Con una gran comprensión de que lo prioritario era cumplir con todas las medidas de seguridad y eso implicaba hacer cambios en el día a día que habían conocido antes de la pandemia. Su principal comentario es la necesidad de más terapias individuales y poder compartir espacios con otras personas de forma presencial.

En los cuestionarios de satisfacción que realizamos todos los años, se ve claramente que han valorado muy bien el trabajo que hemos realizado con ellas y ellos, subiendo de forma general la media obtenida del año anterior en los distintos recursos. Sobre un máximo de 4, en 2019 puntuaron nuestra labor con un 3’50 y este año nos han dado un 3’65.

¿Habéis detectado nuevas necesidades a raíz del COVID-19?

Sí, una mayor formación en herramientas para intervención telemática, tanto para profesionales como para personas usuarias. Pero esto tiene un gran problema: cuando la persona que tienes delante no tiene acceso a estas herramientas, ya que no cuenta con recursos para ello. A día de hoy no solo son imprescindibles tener casa y alimentación, sino también estar conectados somo seres relacionales, y es necesario que se tenga acceso a estos recursos.

También hemos notado la necesidad de aumentar las plantillas o las horas dedicadas de las personas profesionales a los distintos recursos, con lo que ello conlleva de posibilidad de burnout profesional. Aquí Fundación Diagrama ha realizado una gran inversión para cuidar a sus profesionales con el Programa de Ayuda al Empleado (PAE), un servicio de asesoramiento psicológico para ayudarnos en cualquier momento en el que lo necesitemos.

¿Qué habéis aprendido a lo largo de este año?

La gran creatividad de todo el equipo de profesionales que forman Proyecto Helianthus y la demostración de la capacidad de adaptación a situaciones muy adversas del mismo y del resto de profesionales de Fundación Diagrama.

La importancia de la unión y la coordinación entre distintas entidades, que hace que no te sientas solo, que vayamos de la mano construyendo y haciendo que nuestras peticiones sean escuchadas.

Y, por otro lado, la poca importancia que le dábamos al contacto, a crear vínculos, ya que era algo que teníamos a diario y no valorábamos. Hemos tenido que reestructurar nuestra percepción de las relaciones para sentirnos cerca, pero ahora se valora más que se pueda tener a una persona de forma presencial que está contigo, que te escucha.

Ser más conscientes de la importancia del equilibrio bio-psico-social en cada persona. Para poder querer tienes que aprender a quererte, cuidarte, mimarte y al ser seres relacionales, necesitamos de las demás personas, tener y construir relaciones sanas, establecer vínculos.

Creo que también ha quedado claro para la administración que somos esenciales para la atención de las personas con problemas de adicciones y para sus familiares, y que la inversión que se realiza en nuestros recursos está muy bien empleada. Por cada euro que se invierte en nuestros recursos estamos devolviendo a la sociedad mucho más.

c/ Cardenal Solís, 5 local 2 28012 Madrid
Tel: 902 313 314 / 91 447 88 95 - Fax : 91 467 39 61
Email: unad@unad.org