24 junio 2021
Marcar la "X solidaria" impulsa programas sociales destinados a infancia, juventud y familias

Marcar la “X Solidaria” es apoyar a las familias, especialmente a la infancia, y más en el contexto de crisis que la pandemia de la COVID19 ha generado a través de confinamientos estrictos y cierres de centros escolares que han afectado de lleno a niños y niñas, así como a adolescentes y sus familias. Diversos informes como el de “Impacto de la crisis por COVID-19 sobre los niños y las niñas más vulnerables” de UNICEF han puesto en evidencia el efecto que la pandemia ha tenido sobre este colectivo que, sin duda, afectará a su futuro ya que ha habido un “aumento de la pobreza infantil, problemas de salud física y mental, aumento de las desigualdades, tanto económicas como educativas” entre otros efectos, especialmente en aquellos niños y niñas más vulnerables.

Antes de la pandemia, algunos indicadores sobre la situación de la infancia en España ya eran preocupantes, evidenciando que los niños y niñas eran el único grupo de edad en el que la tasa de pobreza aumentaba en España. Además, los primeros datos sobre el impacto de la crisis de la COVID-19 en la infancia y las familias determinan que el porcentaje de hogares sin ingresos aumentó un 20% entre el último trimestre de 2019 y el segundo trimestre de 2020, cifra que se incrementa hasta un 37% en el caso de los hogares con hijos e hijas.

Por ello, para poder dar respuesta a las necesidades de las niñas, niños y jóvenes de nuestro país y a las de sus familias, las ONG ponen todos sus esfuerzos en poder ayudarles. En 2020 se recaudaron, gracias a la casilla de “Fines Sociales” de la renta, casi 3 millones y medio de euros, destinados a ayudar de manera directa a la infancia y a las familias. En concreto se destinaron más de 2 millones y medio de euros a infancia y jóvenes, y casi 1 millón de euros a las familias; estas ayudas hicieron posible que más de medio millón de niños, niñas y jóvenes, así como sus familias fueran atendidas por las ONG.

Una ayuda más que necesaria ya que, como señala el informe “COVID-19: 100 medidas para la infancia” de la Plataforma de Infancia, las medidas adoptadas ante la pandemia “están olvidando los derechos y necesidades de la infancia, especialmente de la más vulnerable y no encaran de manera proporcional o progresiva la situación de los hogares con niños y niñas.” Motivo por el cual determina que se deben adoptar medidas específicas para proteger la infancia sobre todo para los niños y niñas más vulnerables ante la COVID19.

Además de esta guía, gracias a la recaudación de la “X Solidaria” diversas organizaciones que forman parte de la Plataforma de Infancia desarrollan programas que permiten mejorar la situación de los niños y niñas en situación de vulnerabilidad. Entre ellas, la Fundación Amigó trabaja para reducir la desigualdad a través de la iniciativa Programa estatal de intervención socioeducativa dirigida a paliar la brecha digital de menores en riesgo de exclusión social, la Fundación Don Bosco desarrolla el Programa del fomento del buen uso de las TIC entre niños, niñas y adolescentes, la Fundación Menudos Corazones proporciona atención integral a los niños, niñas y adolescentes con cardiopatías congénitas y sus familias a través del programa Cardiopatías congénitas: empoderamiento de pacientes y familiares y sensibilización social y la propia Plataforma de Infancia impulsa la participación de los chicos y chicas en el seguimiento de la Convención sobre los Derechos del Niño.

Otra ONG que cuenta con varios programas y servicios dirigidos a la infancia más vulnerable es Cruz Roja Española. Desde esta entidad, gracias a la “X Solidaria” desarrollan programas como el Servicio de Cooperación Jurídica Internacional para el restablecimiento del contacto familiar; el programa Acompaña de soporte a la emancipación de jóvenes en procesos de extutela; el Servicio Multicanal de Información y Atención a las Familias de Acogida; el programa Alzando la voz sobre autoexpresión y empoderamiento de niños y niñas y adolescentes, hijos e hijas víctimas de violencia de género; el programa de Competencias parentales; Vínculos tempranos en la primera infancia o el proyecto de Reagrupación Familiar e Integración.

En relación a los niños y niñas con discapacidad, y apoyo a sus familias, la Confederación Autismo España desarrolla, gracias a la “X Solidaria” el programa Detección, diagnóstico y atención temprana en personas con trastorno del espectro del autismo (TEA), que tiene como objetivo aumentar el conocimiento y transferirlo en relación a los procesos de detección y diagnóstico del TEA y las buenas prácticas en atención temprana. Porque la detección precoz del TEA es fundamental para que para los niños y niñas con autismo de 0 a 6 años puedan acceder cuanto antes a una atención temprana especializada que favorezca su desarrollo y su calidad de vida, así como el bienestar emocional de toda la familia. 

En esta misma línea Plena inclusión declara que “la discapacidad suele tener un gran impacto en la vida de las familias. Su día a día se complica y sus gastos se incrementan. Por eso precisan información y apoyos que contribuyan a su bienestar y a ser una familia más: con las mismas oportunidades que el resto.” Por ello desarrolla programas de Apoyo a familias desarrollando distintas acciones y apoyos adaptados a la realidad de cada familia: información, formación, interrelaciones, encuentros de familiares, grupos de apoyo a hermanos y hermanas.... Todo ello les ayuda a tener una mayor calidad de vida.

Por su parte Scouts de España lleva a cabo el programa Derechos de la infancia que tiene como objetivo principal la difusión, sensibilización y empoderamiento de la población general y, especialmente, de la infancia y la adolescencia en relación con la Convención de los Derechos de la Infancia y el fomento de los procesos de participación infantil, persiguiendo la igualdad y la cohesión social e incorporando la perspectiva de género. Se han realizado más de 400 actividades sobre derechos, educación en valores, acciones de carácter comunitario, etc., en las que han participado como voluntarias 673 personas y 11.600 han sido beneficiarias.

En el ámbito rural destaca COCEDER y su programa de Atención integral a personas con necesidades educativas en el medio rural, que desarrollan los 21 centros de desarrollo rural. Este año se ha preparado un audiovisual  y una guía didáctica  para sensibilizar sobre la realidad de niños y jóvenes con diversidad funcional. También desarrolla el programa Conciliación de la vida personal, familiar y laboral, del que se han beneficiado 100 familias en la provincia de Valladolid, y Animación del tiempo libre infantil y de acompañamiento escolar, que ha favorecido a 600 menores en zonas rurales de Castilla y León.

Otra entidad que impulsa proyectos para ayudar a las familias gracias a la “X Solidaria” es la Red Europea de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social en el Estado Español (EAPN-ES). Su programa Tejiendo redes contra la pobreza y la exclusión social en las familias, beneficia a más de 1.500 personas y su objetivo es reactivar la inclusión social de las familias más vulnerables en un contexto de crisis como el actual, mediante la realización de talleres y seminarios enfocados a afrontar las principales problemáticas a las que se enfrentan: derecho a la vivienda, a la salud, acceso al Ingreso Mínimo Vital, servicios sociales públicos, brecha digital, etc.

En la lucha contra la discriminación y gracias a la aportación de IRPF, la Fundación Secretariado Gitano también promueve el éxito escolar y la continuidad en los estudios de la juventud gitana para romper con la transmisión generacional de la pobreza. Con el programa de educación Promociona pone en marcha acciones para que el alumnado gitano consiga el Título de Graduado en ESO y pueda acceder a estudios post-obligatorios que favorezca un futuro con oportunidades.

En esta misma línea el Instituto Romanò, desarrolla un programa de urgencia que beneficia a 48 familias y está destinado a la cobertura de bienes de primera necesidad de las personas y familias más necesitadas mediante la entrega de alimentos, productos de higiene, productos sanitarios y farmacéuticos, pago de suministros básicos y de gastos derivados de la escolarización de los menores. El proyecto también ofrece talleres y actividades complementarias de acompañamiento.

Otra entidad es DIDANIA, Federación de Entidades Cristianas de Tiempo Libre, quienes llevan a cabo tres proyectos gracias a “X Solidaria”: Zona Voluntaria que es un programa de Formación y promoción del voluntariado en la Infancia y Juventud, del que se benefician 10.000 niñas, niños y jóvenes; Tú lo vales, programa de acceso al empleo de jóvenes en situación de riesgo, que ayuda a 5.120 jóvenes y Educ@ccióon un programa de prevención de la violencia desde el tiempo libre educativo, del que se benefician 10.000 niñas, niños y jóvenes.

También cabe destacar a la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC), organización que en 2020 recibió 2.126.401,54 para proyectos de atención especializada a mujeres con cáncer, atención a pacientes con cáncer en fase paliativa, cáncer infantil, pisos de acogida y alojamiento en recursos externos, cobertura de necesidades básicas, acompañamiento a través del voluntariado, formación y capacitación del equipo de voluntariado.

Por su parte UNAD, La Red de Atención a las Adicciones, ha realizado a través de la convocatoria del IRPF, una campaña de sensibilización en redes sociales y radio enfocada a jóvenes y sus familias para visibilizar y concienciar sobre las adicciones sin sustancia.

Desde la Liga Española de la Educación se desarrollan dos proyectos enfocados a infancia y familia gracias a la “X Solidaria”: Particip-arte, una Investigación – acción – participativa de continuidad dirigida a familias para prevenir las distintas formas de violencia que se producen en los hogares con hijas e hijos en edad escolar; y Conoce, Educa, Protege, una campaña de largo recorrido destinada a población adulta, personal docente y alumnado para sensibilizar en los Derechos de la Infancia y la adolescencia y contribuir a garantizar su desarrollo integral.

También cabe destacar que gracias a la “X Solidaria”, la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Bisexuales y Trans (FELGTB) desarrolla el proyecto Red Educa, iniciativa que persigue generar espacios seguros para el alumnado LGTBI y combatir el acoso escolar a través de la educación en diversidad afectivo-sexual, familiar y de género a familias, profesorado y estudiantes. En 2020, a pesar de la pandemia, a través de Red Educa pudieron impartirse casi 1.200 charlas en 261 centros educativos de manera que se llegó a casi 21.8000 estudiantes.

Otra ONG que pone sus esfuerzos en ayudar a las familias es la Unión de Asociaciones Familiares (UNAF), quienes desarrollan gracias a la “X Solidaria” programas para dar a conocer la mediación familiar a parejas que se encuentran en procesos de separación o divorcio, así como a familias con hijos e hijas adolescentes con conflictos en la convivencia. Además, sensibiliza sobre las características y funcionamiento de las familias reconstituidas, con el fin de ayudarlas a comprender mejor este modelo familiar y mejorar las relaciones entre sus diferentes miembros.